RSS

¿Ellas lo prefieren blanco?

Lun, 22 Jun, 2009

Vino

Las mujeres beben cada vez más vino, y aunque tienen su preferencia, muchas se animan a probar.

vinoblanco

Dicen que las mujeres -en general- prefieren el vino blanco y a veces el rosado y que pasan del tinto pues lo encuentran muy agresivo al paladar…no estoy de acuerdo con ello ya que yo personalmente soy mujer de tintos, amantes de los cabernet y enamorada de los merlot…esto es un topico que todavia sigue en la calle pero con el tiempo y como demuestra este estudio se desterrara.

Dicen también que escogen los blancos porque son más suaves, frescos y livianos. Un estudio sobre vino y mujer, hecho en Argentina, donde el consumo per cápita anual ronda los 30 litros, investigó los hábitos de consumo generales de la mujeres y dio como resultado una tipología de consumidoras con datos bastante curiosos.

Se clasificaron como: la curiosa, la tradicional, la ligera, la joven, la entusiasta y la indiferente. Lo invito a recorrer esta simpática segmentación.

Curiosa: es una mujer que conoce diferentes variedades, gasta bastante dinero por botella, consume con relativa frecuencia, pero no a diario. Le gusta tanto el vino tinto, como el blanco, pero rechaza el rosado. La edad media de este tipo de consumidora está entre los 40 y los 50 años.

Tradicional: consume casi exclusivamente vino tinto y lo hace con frecuencia, prácticamente a diario. No gasta mucho dinero por botella y nunca bebe vino rosado. La mayoría de tiene más de 55 años.

Ligera: es una consumidora más bien ocasional de vino. El rosado está entre sus preferidos, porque no le gusta el sabor fuerte del vino. Son mujeres jóvenes, entre 25 y 35 años.

Joven: es el tipo de consumidora más frecuente entre las mujeres menores de 35 años. Prefieren el vino tinto, aunque lo consumen con poca frecuencia. Están dispuestas a gastar bastante dinero en una botella, porque solo beben vino en ocasiones especiales. La cerveza es su principal competidora.

Entusiasta: son grandes bebedoras de vino. Buscan vinos competitivos, de calidad y a buen precio. También se fijan en las cualidades del vino, pero menos que las consumidoras curiosas.

Indiferente: gastan muy poco en vino. Solo beben vino tinto. No se fijan en las marcas: a la hora de comprar el vino se fijan más en las ofertas. Consideran al vino como una bebida más.

Escrito por:

Vinatero - ha escrito 34 posts en El blog del Vino.


Envie una respuesta